Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isabel Preysler: “Con la crisis, estamos todos pasándolo mal”

Está claro que en estos momentos difíciles, hay personas que ven la crisis como una oportunidad.  Pero es que además, disfrutan de la opulencia sin pensar en los apuros que pueden llegar a pasar la mayoría de españoles.

Cuando a la gran mayoría de españoles le cuesta llegar a fin de mes, o incluso lo han perdido todo, hay personas que viven rodeados del lujo.
Ese es el caso de una pareja de amigos, que dejaron infinidad de “perlas” (y no de las que compran ellos) durante su aparición en el reportaje. Eloy “Priveé”, como se hace llamar el autodenominado líder de opinión, reconoció sin tapujos que cuando no le dan un champán de marca, tiene acidez. Y ella, “su alma gemela”, no dudo en enseñar su casa (de la que desconoce los metros cuadrados), su armario con más de 100 pares de zapatos (y los que les regala a sus criados en cada viaje)… y todo mientras explicaba que ahora con la crisis no celebra “la nochevieja con vuelos transoceánicos”, que ahora sólo la pasa en “París, Londres o Baqueira”
Otro caso que el programa nos presenta es el de un joven de 25 años, que no entiende que haya tanto paro juvenil. Pero porque él tiene el dinero suficiente como para haber montado su propia compañía aérea. Más de 30 millones de euros que le reportan beneficios como para como para plantearse el comprar todo el edificio donde se encuentran las oficinas.
Pero el mejor ejemplo de desconocimiento de la crisis en nuestro país son los rusos que ven España como un paraíso y un lugar próspero en el que vivir con todo lujo de detalles. Mansiones, negocios, joyas, fiestas y todo lo inimaginable está al alcance de la comunidad rusa más pudiente de nuestro país. Hasta tal punto que muchos de ellos, no necesitan ni hablar español.
Las operaciones y retoques estéticos están a la orden del día entre los más ricos de nuestro país. Por eso un tratamiento facial a base de oro, y que cuesta 800 €, parece una tontería en los bolsillos y la economía de esta clase social. Pero pagar una multa de tráfico molesta a cualquiera.

El broche final al reportaje especial, lo pusieron los invitados más V.I.P. de la cena de gala que ofrecía la revista Marie Claire en honor al diseñador Karl Lagerfeld. En ella se dieron cita gente como Carmen Lomana, Boris Izaguirre, Mario Vaquerizo o Isabel Preysler. Cuanto menos es sorprendente escuchar la manera en que las celebrities más glamurosas y acomodadas de nuestro país hablar de su particular manera de padecer la crisis.