Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El calendario 'postureo' de 2016: descubre los eventos deportivos con los que podrás dártelas de listo este año en el trabajo

Postureo 2016cuatro.com
Los Juegos Olímpicos, la Eurocopa, la final de la Champions, Roland Garros, el Mundial de MotoGP, el de Fórmula 1... Todos estos deportes están muy bien y si te gustan ya sabes, o sabrás, cuándo son las fechas clave para este 2016. Eso sí, si lo que te va es el postureo, que no debería ser así por la salud del deporte español, el calendario deportivo que te interesa es otro completamente distinto.

Lo fácil es pegarte a la tele para ver a tu equipo en la final de la Champions o la victoria de Lorenzo o Márquez en un Gran Premio de MotoGP. Lo difícil es que estés siguiendo a los Hispanos en el Europeo de balonmano que se está jugando en Polonia. Y que los nombres de Aginagalde, Cañellas, Víctor Tomás o Gonzalo no los pronuncies sólo cuatro veces al año, y haciendo memoria de lo que viste el día anterior en la tele para parecer el mayor aficionado al balonmano que hay en España.

El balonmano tiene un poco de postureo pero la verdadera cita empieza este lunes con el Europeo de patinaje artístico en Bratislava. Seguramente no hayas pasado de ponerte un día unos patines, darte unos cuantos trastazos contra el suelo o ir a una pista para tardar lo máximo posible en calzarte para no salir a esa jauría sobre hielo. Pero si eres de postureo tienes la oportunidad con Javier Fernández entre el 25 y el 31 de este mes. El campeón del mundo del año pasado y triple campeón de Europa seguro que te va a sorprender con su actuación.

En febrero está el evento del año y es lo suficientemente importante como para que te pongas la alarma del móvil: la Superbowl. Es la noche de postureo por excelencia. No te sabes las reglas, ni los jugadores y dura una barbaridad, pero te quedas a verla por si sucede algo en el descanso o el partido se decide en los últimos segundos y se te queda cara de tonto al día siguiente en el trabajo.
Superbowl
En marzo, no vas a poder descansar. Tienes una cita con los deportes de invierno y demostrar todo lo que has aprendido de tus caídas en Sierra Nevada. Por la televisión no hace tanto frío y entenderás por que los esquiadores tienen que pasar por las banderas y no bajar en línea recta. Seguramente no te sirva para aprender a desenvolverte mejor en la pista pero los deportes de nieve siempre quedan muy ‘cool’ en cualquier conversación de sobremesa.
Pero si hay un deporte por encima de todos en el postureo es el curling. Ese en el que varios deportistas 'friegan' la pista con más o menos intensidad para que el disco avance o se detenga en el centro de la diana. En realidad no se necesita saber mucho más, y seguro que más de una madrugada lo has puesto con tus amigos en algún canal.

El mes de mayo es para que pongas en práctica tu experiencia en el postureo. El bádminton es cada vez más seguidos por los éxitos de Carolina Marín, y la charla en el bar al día siguiente va a ser segura, así que no te quedes mudo y no te la pierdas.

Para celebrar la llegada del verano, no hay mejor manera que un triatlón. Es el momento perfecto para demostrar que tu afición por el ‘running’ es de verdad y te animes a mejorar tus marcas, e incluso marcarte un reto mayor pasando a la bici o a la natación. Si estás cerca de Avilés, tu presencia se valorará mucho en cualquier conversación ‘runner’.
El mes de julio ya es época de mar y playa. Gisela Pulido participará en el campeonato del mundo de kitesurf en Tarifa así que tienes que aprenderte que tiene 10 Mundiales en su palmarés, que el primero lo conquistó con 10 años y es una cita que no te puedes perder en verano.

Curling
Si la Superbowl es la cita del año, los Juegos Olímpicos es el Everest del postureo. Dieciseis días a todo trapo para ver los deportes que nunca ves pero de los que ‘tanto’ entiendes. En agosto te vas a poder permitir el lujo de saber de hípica, natación, atletismo, vela, fútbol, baloncesto, gimnasia… todo en uno. Sólo se da una vez cada cuatro años y tienes que estar preparado con los horarios para no perderte nada.

Un evento como los Juegos Olímpicos cansa a cualquiera así que lo mejor va a ser pasar a un postureo más ‘pijo’ y menos cansado. La Ryder es la Champions del golf. Los cuatro grandes pasan a un lado pero lo que de verdad gusta a los golfistas es el Europa vs América. Los dos continentes en un torneo, y en el que además, sólo verás a los mejores. No tendrás que tragarte a un desconocido durante horas metiendo la pelotita en un hoyo. Cuidado que engancha.
Ryder
Con la llegada del frío, empieza la NBA y la oportunidad de alardear cada mañana en el desayuno del trabajo con el partido de los Gasol la pasada madrugada. No vas a perder horas de sueño todas las noches, pero de vez en cuando, le pondrá un poco de salsa a tu rutina y merecerá la pena el espectáculo. Ser el primero que al día siguiente puedas decir… “¡Qué partidazo de Gasol! ¡El pase de Ricky Rubio fue de lo mejor que he visto en mucho tiempo!” Son frases con las que te harás enseguida aunque al principio tus compañeros te miren un poco raro.

Ya tendrás el sueño un poco cambiado, así que no te costará mucho ver ‘sólo’ las finales de la MLS. Seguramente no practiques el béisbol desde tu época en el recreo del colegio pero las reglas siguen siendo las mismas: darle a la bola lo más lejos posible y llegar a las bases antes de que los rivales devuelvan la pelota. La pasión con la que se vive en Estados Unidos te hará cambiar unos días la NBA por la MLS.

Si has completado todo este calendario sin pestañear, lo suyo es que acabes con el Mundial de piscina corta en Canadá. Por el horario no te preocupes porque ya lo tienes cogido. Sólo te queda disfrutar de las carreras y animar a los deportistas que más te hayan ‘llegado’ en los Juegos Olímpicos. No está mal para acabar tu año de postureo.

Ojalá, todo esto no se hiciera por postureo y se siguiera por la verdadera pasión que todos y cada uno de los deportistas son capaces de provocar en los aficionados. Lo mejor de todo, es que aunque empiece como postureo, acabe como una verdadera afición.