Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sorprendente secreto de unos de los candidatos, protagonista en ‘Amores perros’

La perrita de esta semana ha sido el gran apoyo de su dueña tras un fracaso en su vida sentimental: “Voy a ser muy exigente con el candidato de Shacha. Como yo no he sido tan exigente conmigo misma y he cometido un error, para ella no quiero lo mismo”

“Hola, soy Nerea, tengo 24 años, me estoy divorciando y la única que ocupa mi corazón es Shacha”, así se presenta la dueña de esta bulldog francés simpatiquísima y muy mimada que será la estrella, el martes 22 de noviembre a las 22:40h, de la nueva entrega de ‘Amores perros’, en Cuatro.
De hecho, Nerea comenta que “Si Shacha pudiera hablar, me diría, ‘tía, estás fatal, estás como una cabra’”. En la búsqueda de un amigo especial para Shacha, perrita y dueña contarán con la ayuda de su primo Johnny, un hombre sensible y divertido que observa el mundo con ojos de experto en tuning.
En esta entrega, en la que visitarán Castilla-La Mancha y Galicia buscando el candidato perfecto para Shacha, habrá lágrimas de todo tipo: de tristeza, de rabia, pero también de emoción y de alegría. Desde la libertad que tiene uno de los candidatos, que se pasea solo por su localidad y visita la peluquería canina cuando él considera, a otro que tiene una mirada especial que encandilará a perra y dueña.
Además, Nerea descubrirá que el amor verdadero es posible y también que las apariencias pueden engañar muchísimo, porque uno de los candidatos guarda un increíble secreto. Y cuando el secreto sale a la luz, de nuevo lágrimas y risas, sorpresa y emoción.
Al tiempo que su perrita Shacha encuentra un amigo de juegos, Nerea reconoce que “esta experiencia me ha enseñado a ser más generosa con Shacha, a perder un poco los miedos que yo tenía”.