Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María, abuela de Canela, acostumbra a pasear a su perrita con un vibrador

Canela ha encontrado un amigo para pasear por el campo, y por supuesto no le ha faltado su juguete… ¡Un vibrador! Su dueña María, no quiere que le falte el juguete ni para dar un paseo al aire libre y por eso se lo ha dado a las chicas que se han llevado a su perrita. Las dos no han podido evitar reirse del vibrador y confesar: "Menos mal que no lo hemos perdido, si no María nos hubiera matado".