Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin aliento, aturdidos, con sangre… así acaban la competición los bueyes dopados

Javi asiste a su encuentro con el ganadero de bueyes pocas horas antes de la competición y asiste en directo a cómo Iñaki inyecta la droga a los animales para que rindan más.  Sin aliento, cansados, aturdidos, incluso, uno de los bueyes, con sangre en la nariz… así acaban los animales, previamente drogados, la competición de arrastre. “Es un abusón, espero que le cojan en el control antidoping y que no le dejen competir porque es una vergüenza”, asegura Javi visiblemente afectado tras el espectáculo.