Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adela se 'empala' en Jérez de los Caballeros con cadena, corona y cruz

Juan José, de Jerez de los Caballeros (Badajoz), ha alentando a Adela acompartir con él la durísima experiencia de salir a las calles del pueblo como 'empalado'. Una soga de 50 metros y más de 60 kilogramos de peso entre las cadenas, la cuerda y la cruz hacen de esta penitencia un auténtico calvario. Adela soporta estoicamente el dolor para descubrir después las secuelas. Marcas y heridas en unos brazos que no puede bajar al quitarse la cruz, sino que debe esperar unos minutos a que los asistentes le devuelvan la circulación de la sangre mediante masajes. Adela ha comprendido el significado de la fe.