Caos en un cibercafé cuando una ‘serpiente voladora’ irrumpe para sembrar el pánico