Este pequeño sin brazos ni piernas ha demostrado al mundo que puede hacer lo que se proponga