El guardia civil desaparecido en Guillena se lanzó a ayudar a los atrapados sin pensárselo dos veces