Atentado del 11 S, más de 3.000 muertos en un punto de no retorno del terrorismo islamista