La ultraderecha en Valencia obliga a la policía a actuar en un 9-0 de tensión