El Govern retrasó la intervención de los Mossos hasta el último momento en contra del criterio policial