Montero promete “estabilidad, acompañamiento y transparencia de las cuentas públicas”