Los “regalos” a Ana Mato, bajo lupa