Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres millones en sueldos para jugadores, la espectacular apuesta de World of Tanks

world of tankscuatro.com

La gran final mundial de World of Tanks ha llegado. Varsovia acoge uno de los eventos de videojuegos más relevantes del panorama internacional, de la mano de un juego que en España cada vez tiene más acogida y que en países como Ucrania, Rusia o Polonia rivaliza con League of Legends. Y el futuro es aún más prometedor.

Las cifras que Wargaming, empresa que desarrolla World of Tanks, maneja para la próxima evolución del juego son algo más que una apuesta por los eSports. Un juego en el que, contra lo que podría pensarse, un 76% de los jugadores son mayores de edad. La compañía ha dado a conocer sus planes de futuro durante la gran final mundial del juego que se celebra en Varsovia.
El plan de Wargaming para los próximos dos años es consolidar sus tres fases de competición para profesionalizar al máximo los equipos que van a ser la siguiente generación élite del juego. En una primera fase, liga de bronce, se hace una gran selección previa de clubes. Una suerte de macro casting en el que cualquier equipo de cualquier parte del mundo puede participar y optar a convertirse en referencia mundial del juego.
Tras este primer filtro llega la liga de plata. Es ahí donde World of tanks selecciona a los mejores equipos para profesionalizarlos ayudándoles a buscar sponsors, patrocinadores y, en definitiva, el impulso económico que necesitarán para pasar a la última fase: la liga de oro.
En este último escalón, World of Tanks tiene previsto un desembolso anual de tres millones de euros en salarios para los clubes que jueguen en ella. Si la UEFA reparte dinero a equipos de fútbol sólo por jugar la Champions, por qué los e-sports no.
MDSPGL20150425_0002