Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mejores jugadores del mundo de League of Legends se ven las caras antes de la final

mundialcuatro.com

Seis veinteañeros surcoreanos entran en la sala de prensa del Mercedes Benz Arena de Berlín y un centenar de periodistas, en su gran mayoría de origen asiático, rompen en aplausos. Los seis jóvenes agradecen la ovación con un gesto casi imperceptible, como una reverencia, antes de sentarse frente a los micrófonos. Son cuatro jugadores y dos entrenadores profesionales del videojuego League of Legends y han venido a Berlín para demostrar que son los mejores del mundo en la final del Campeonato Mundial de este juego.

KurO, Hojin y NoFe en un lado de la mesa, Faker, Wolf y kk0ma en el otro extremo. Son sus identidades en el mundo de las competiciones profesionales de videojuegos (eSports), y con ellas representan a Koo Tigers y SK Telecom T1, los dos equipos que se disputarán el título de campeones del mundo del videojuego League of Legends este fin de semana en Berlín.
Todos ellos viven por y para los videojuegos, como lo hacen los jugadores de deportes tradicionales como fútbol o baloncesto. Un deporte, el electrónico, que posee una industria boyante y establecida en países como Corea del Sur, pero que todavía despierta recelos en occidente. Eso sí, cada vez son más las marcas y agentes importantes que miran al mercado de los eSports en Europa. Una muestra de ello es que los dos equipos que se disputarán la final han tenido que vencer a rivales europeos en semifinales: Fnatic y Origen, equipos que cuentan con integrantes españoles en sus filas como Luis 'Deilor' Sevilla, Enrique 'xPeke' Cedeño-Martínez o Alfonso 'Mithy' Aguirre.
El dominio asiático
Ninguno de ellos ha logrado alcanzar la final, y es que el nivel del continente asiático sigue siendo superior. Eso lo saben los propios jugadores, como Faker. Ni siquiera ha cumplido todavía los 20 y es considerado por sus rivales y compañeros como uno de los mejores jugadores de la corta, pero intensa historia de este campeonato, tal y como ha dejado claro su rival KurO durante la rueda de prensa: "Faker tiene una gran habilidad y un equipo que le permite jugar de la mejor manera que sabe hacerlo". Y Faker viene a por todas en este mundial, competición en la que ya es un veterano: "Tengo mucha confianza y he perdido los nervios de ocasiones anteriores".
¿Qué significa ganar el Mundial?
Uno de estos dos equipos levantará el trofeo de campeones en el Mercedes Benz Arena rodeado de miles de fans. Pero ¿qué significa realmente para los jugadores este momento? Kk0ma el entenador de SKT1 lo tiene claro: "Ser el mejor equipo del mundo". Ambos clubes han dejado claro que nada de esto sería posible sin el apoyo de los fans. "Viajamos mucho", confiesa KurO, "y no solemos tener ocasión de agradecer a los fans su apoyo. Si ganamos, nos gustaría hacer una quedada con algunos de ellos". Faker, del equipo rival, ha bromeado respecto a ello: "Creo que ganar sería el mejor regalo para mis fans, pero si gano, haré algo sorprendente con mi pelo". 
¿Dónde comenzó todo?
League of Legends nació de la idea de un puñado de aficionados a los videojuegos que fundaron Riot Games, empresa que alumbró el juego y del que viven cientros de trabajadores en todo el mundo. Ellos también han estado en Berlín para contestar las preguntas de la prensa. Brandon Beck, fundador y CEO de Riot, ha expresado su asombro por el crecimiento tan grande del negocio de los eSports en tan poco tiempo. Un mercado que no parece tener techo.