Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La División de Honor de la LVP vuelve con un formato renovado

División de Honor, LVPcuatro.com

La Liga de Videojuegos Profesional (LVP) anuncia el comienzo de una Temporada 10 que viene cargada de novedades con el objetivo de "dar un salto de calidad" y "profesionaliar las organizaciones" de eSports. 

La División de Honor de la LVP cambia de formato e imagen para la primera temporada del año. Tras un acuerdo sin precedentes en España con los clubes participantes, ocho equipos formarán la División de Honor, la 'primera división' de la que actualmente es la principal liga de videojuegos española.
Todavía no se conoce el nombre de todos los equipos participantes de forma oficial, pero esta nueva temporada ya ha causado gran revuelo mediático en el sector y las redes sociales. La Liga ha hecho público este fin de semana el funcionamiento de la nueva División de Honor y los cambios introducidos con el objetivo de "defender a los jugadores, ayudar al desarrollo de clubs profesionales y hacer crecer la escena competitiva española".
Para ello, la LVP considera que es necesario trabajar en la profesionalización de las organizaciones, una de las mayores quejas por parte de los seguidores de los eSports españoles y asignatura pendiente para garantizar la visibilidad de clubes y jugadores y asegurar el retorno a los patrocinadores.
Las novedades
La mayor novedad de esta nueva temporada es el establecimiento de un sistema pionero de contratos y sanciones que vinculan jurídicamente a la Liga, los clubs y los jugadores. La LVP se compromete al "pago de los premios, la promoción de la competición y sus participantes". Por su parte, los clubes están obligados a mantener una estructura mínima de gestión (recursos humanos y económicos) para garatizar la pervivencia de la entidad en la competición y sostener a su plantilla que, a partir de ahora, tendrá una remuneración mínima garantizada.
Además, la Liga implementa un sistema de licencias que otorga la plaza en la liga a los clubes con unas limitaciones. La División de Honor comienza esta temporada con un aumento de los recursos para mejorar las retransmisiones y asegurar el funcionamiento de la temporada regular y la final, la FinalCup que se celebrará en Gamergy en junio.
El camino a Europa
Desde la pasada temporada la LVP posee la licencia oficial de Riot para garantizar el 'ascenso' a la competición europea de League of Legends. De forma regular, el ganador de la FinalCup conseguirá una plaza para participar en el clasificatorio a la Challenger Series, la 'segunda división' de League of Legends en Europa.