Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Risto Mejide: "Me he enamorado suficientes veces como para cambiar de opinión"

Risto Mejide: A ti, huir te sirvió. Aquello que dicen que no hay que hacer porque si no no te enfrentas a los problemas y eres un cobarde...

Luis Rojas Marcos: Me sirvió. Al huir, te enfrentas a otros problemas. No huyes de los retos. Me vino bien. Me ayudó crear mi propia identidad.

Risto Mejide: Me interesa esto de la nueva identidad. A mí, me cambiaron de colegio con 13 años. Lo que conecta con tu historia es que intenté cambiar mi identidad. Tuve esa oportunidad y me pasé las dos primeras semanas peleándome con todos. Aprendí otra manera de pelear que fue la dialéctica y me sirvió muchísimo. Estoy hablando mucho y es mal síntoma...

Luis Rojas Marcos: Eso es bueno. Hablar alarga la vida.

Risto Mejide: Entonces seguimos...

Luis Rojas Marcos: Me han dicho que has cambiado. ¿Es verdad?

Risto Mejide: Sí, sin lugar a dudas. Hay gente que me dice ya no pegas la caña que pegaba y respondo "genial". No me arrepiento de eso pero me gusta ver cómo voy evolucionando.

Luis Rojas Marcos: ¿Un día decidiste cambiar o fue algo progresivo?

Risto Mejide: Tengo una frase que me sirve de mucho. Me suelo enamorar de la gente que me hace cambiar de opinión. Me he enamorado suficientes veces en la vida como para ir cambiando de opinión. El día que abandonas el "yo jamás tendré hijos" y te encuentras una persona en la vida y dices "contigo, sí". Una conversación te puede cambiar una vida. Tu trabajo es ése. Tu trabajo es cambiar la vida a través de conversaciones.

Luis Rojas Marcos: Así es pero cambiar la vida de otra persona, ella tiene que querer cambiar.