Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David Muñoz: "Sola quiero en Diverxo a gente que le guste comer"

Risto Mejide: ¿Puede ir cualquiera a Diverxo?

David Muñoz: Claro. Puede venir cualquiera que tenga un sueldo y pueda ahorrar.

Risto Mejide: ¿No te llama gente para decirte "yo soy fulanito y me tienes que dar una mesa"?

David Muñoz: Sí y desde hace seis meses, todos los días. Diverxo es asquerosamente democrático con esto.

Risto Mejide: No te puedo creer. Te llama un jefe de estado.

David Muñoz: No soy nada mitómano para la gente que se sienta en las mesas de Diverxo. Solamente quiero gente que le guste comer. Me da igual cual sea su condición política, social... Me da exactamente igual.

Risto Mejide: Te la suda.

David Muñoz: Te lo prometo. Me ha llamado gente de todo tipo.

Risto Mejide: Pero ten cojones. ¿Quién te ha llamado? Dime nombres.

David Muñoz: No digo que vengas todas las semanas a comer a Diverxo y vienes. No es una cuestión de narices. No creo que sea importante ni quien me llama ni quien se sienta a la mesa. Lo importante es lo que hago, cómo lo hago y lo feliz que es la gente disfrutándolo.

Risto Mejide: Qué rabia me das. ¿Tú no estás muy formado? ¿No acabaste el COU?

David Muñoz: No, me quedaron dos. Pero leo mucho.