Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro J. Ramírez: "Cebrián y yo no nos conocimos en una sauna, era un spa"

Risto: ¿Tú con Cebrián buen rollito?

Pedro J. Ramírez: No.

Risto: Bueno, hay una leyenda negra que dice que coincidisteis en una sauna.

Pedro J. Ramírez: No era una sauna, era un spa.

Risto: ¿Qué pasó en ese spa?

Pedro J. Ramírez: Estábamos Agatha y yo en un spa con nuestros hijos pequeños. Buscábamos privacidad y coincidió Cebrián. Y al día siguiente aparece por ahí 'El loco de la colina' con Joana Bonet. Ya estábamos los seis y aparece por la puerta Horacio Sáenz Guerrero con Lola Molinero.

Risto: ¿Y qué ocurrió?

Pedro J. Ramírez: Yo mantengo relaciones cordiales con todo el mundo. Sin referirme a nadie en particular, diré que hay dos maneras de entender el periodismo: una intentar vender periódicos a los lectores y otra vender lectores a los poderosos. Claramente, mi manera de entender el periodismo coincide con la primera y me hace aborrecer la segunda.