Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Luces y sombras': Luz Casal y Cándido Méndez se sientan en el Chéster

La cantante Luz Casal y el líder sindical Cándido Méndez se embarcan este domingo en un viaje de la mano con Risto Mejide donde la sinceridad y la honestidad serán salvoconductos imprescindibles para llegar a buen puerto. ¿Lo conseguirán?

Ella es una de nuestras cantantes más laureadas dentro y fuera de España, con la luz en su nombre y en su voz, y con la vida empeñada en cubrirla de sombras. Él es un histórico líder político, de los que parecen llevar toda la vida ahí, aplaudido y denostado casi a partes iguales. Luz Casal y Cándido Méndez han decidido hacer una pequeña pausa en sus vidas para viajar con Chester y con Risto Mejide por sus años de carrera y sus vivencias más íntimas. Un viaje de donde sólo se acepta como equipaje de mano la verdad y la honestidad. El domingo 14 de diciembre, a partir de las 21:30 h en Cuatro, los espectadores decidirán si todos los viajeros de este capítulo, “Luces y sombras”, fueron capaces de plegarse a las exigencias requeridas.
Luz Casal: “No tengo miedo a la muerte”
Su voz es única, su talento inconmensurable y su lista de éxitos cada vez más inabarcable. Luz Casal es por derecho propio una de las artistas de la música con más lustre dentro de nuestro firmamento de estrellas. Con más de 30 años de carrera a sus espaldas y 5 millones de discos vendidos, su trayectoria profesional se vio abruptamente interrumpida por el cáncer en su cuerpo. Después de casi una década luchando contra la enfermedad y con la batalla en principio ganada, Luz Casal se sienta con Risto Mejide para hablar de esta y otras guerras de su vida.
“En mi caso, lo peor del cáncer fue pensar cómo se lo tomaría la gente más próxima, mi familia y amigos. Yo he tenido en los dos senos y un tercero en el riñón, y me he enfrentado al episodio de la enfermedad como algo que tiene que ver con la vida. He tenido tanta suerte en la vida que me parecía que tenía en algún momento que pagar un impuesto. Me gustaría que no volviera y le pondré todo lo que esté a mi alcance para que no vuelva pero genéticamente tengo papeletas. No tengo miedo a la muerte. No quisiera que ocurriera, pero no le tengo miedo. Y lo llevo bien. Muy bien”, explica Luz.
Quizá porque cuando se tiene a alguien como Luz Casal hay muchas cosas de las que hablar que de su enfermedad, la charla con Risto transcurre por muchos y variados lugares. Desde su posicionamiento político (“No tengo una tendencia a manifestarme. El manifiesto por una lengua común del castellano que apoyé y firmé fue una trampa y me costó casi lágrimas. Yo no soy cínica ni soy mentirosa, pero de alguna manera me sentí como atrapada”) hasta la maternidad (“Tengo una entrega tan grande a lo que me dedico, o sea a la música, que creo que no hubiera sabido combinar los dos aspectos”) o incluso la importancia del físico en la música (“Hasta hace muy poco no me ponía faldas encima del escenario. Sentía que salir a enseñar las piernas te hacía diferente al resto de los que estábamos encima del escenario, y yo quería que se me considerara por lo que hago, no por mi físico”).
Cándido Méndez charla con Risto
21 años al frente de uno de los dos grandes sindicatos de España. Tiempo suficiente para convertirse en uno de los principales actores políticos de este país y por vincular indisociablemente su nombre a las siglas que representa. Ahora es momento de que Cándido Méndez haga balance y repaso de su trayectoria y también cuente su visión acerca del momento actual que atraviesa el sindicalismo en España y la política en general.
Dentro de lo que pueden ser los claroscuros de cualquier gestión, yo creo que hemos conseguido defender con eficacia a los trabajadores, que es a quienes nos debemos. En cuanto a mi persona, pues lo que te puedo decir es que he madurado como persona a lo largo de estos 21 años como es evidente, y prácticamente todo lo que sé y todo lo que soy se lo debo a UGT. Por lo tanto, siempre tendré la duda de si he sido capaz de darle a UGT como secretario general lo que me ha dado a mí. En este caso el balance es francamente favorable a mi persona”¸ resume Cándido.
Dicho lo cual, el todavía secretario general lo tiene claro: “De todos los casos de corrupción de los que se está hablando, la corrupción interna del sindicato, yo no tengo ninguna responsabilidad. Ninguna. Ni personal ni política”. Y para ello aporta una explicación: “A mí me han dedicado portadas y portadas y portadas. Se pretende confundir a una organización sindical con el máximo dirigente. Eso a lo mejor funciona en los partidos políticos porque los partidos políticos trabajan con cabezas de cartel. En los sindicatos no ocurre así. Las organizaciones sindicales son muy descentralizadas”.
Para reforzar el argumento ante las dudas que le plantea Risto, Cándido Mendez explica: “Por ejemplo, en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid, UGT no tiene nada que ver. Nada. José Ricardo Martínez dimitió, solicitó la suspensión cautelar de militancia, y en este momento junto con otras dos personas está ya dado de baja de la organización. Los 44.000 euros gastados con la tarjeta black fueron en gastos personales, nada que ver con el sindicato”.
¿Y en el tema de los cursos de formación? “No ha habido facturas falsas. Nada. Todavía no ha habido ni un juez que haga esa afirmación”. ¿Y los ERE en Andalucía? “Yo tengo que asumir la responsabilidad política que me corresponda, pero la UGT es una organización muy descentralizada”, añade Cándido, regresando al punto de inicio.