Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pascual, primer finalista de Corina

Al ver que los pretendientes se estaban tratando más como amigos que como rivales, Corina ha decidido que cada uno de ellos votara por un compañero como el mejor candidato. De esa votación han sido Brian y Pascual los vencedores, siendo éste último el elegido por Corina para convertirse en el primer finalista del programa.

A partir de ahora y hasta la recta final del programa, Pascual será inmune y, por lo tanto, es el primero que opta por lograr conquistar el corazón de Corina. Los pretendientes han hecho una votación, a petición de nuestra protagonista, en la que tenían que decidir cuál de sus rivales es  el candidato perfecto. Los más votados han sido Brian y Pascual y, para optar por uno de los dos, Corina ha pedido ayuda a sus asesores. Entre los tres, han decidido quedarse con Pascual, en contra de los que había dicho el padre de la chica, a quien no le gusta que éste sea policía.

Cuando ha sido elegido, Pascual se ha emocionado muchísimo. Se ha puesto a llorar y ha dicho: "Esto ya va pareciendo un cuento de verdad". Como premio, él y Corina han disfrutado de una cena romántica, en la que el pretendiente se ha puesto en modo “oso amoroso”: “Tenía muchas ganas de estar contigo, de tocarte y de besarte”, le ha dicho ,con la intención de conseguir el esperado beso. Sin embargo, Corina ha preferido esperar. En la puerta de la casa, ella ha confesado haberse sentido “muy cómoda” y él también: “Hacía mucho tiempo que no estaba tan bien con alguien”.
El padre de Corina expulsa a Álvaro, Roberto, Yong Li y Carlos
Lo que para Pascual ha sido una jornada perfecta, para otros ha supuesto el final de su paso por el programa. Gabriel, el padre de Corina, ha sido el encargado de escoger a los cuatro expulsados, uno por cada grupo. Así han sido las expulsiones:

De los simpáticos, ha expulsado a Álvaro, quien, en su falsa sesión de psicoanálisis dijo que definía a Corina como una chica "desconfiada". Para el resto del grupo, la expulsión de Álvaro ha sido un golpe muy duro. Quique no ha podido evitar ponerse a llorar.
De los guapos, ha expulsado a Roberto. "Te veo demasiado preocupado por tu físico y eso significa que pasarías muchas horas en el gimnasio. Lo que necesita mi hija es un chico que esté con ella continuamente", ha alegado Gabriel y Roberto, evangelista declarado, se lo ha tomado bien: "Si Dios lo ha dispuesto así, no le voy a dar más vueltas".
De los únicos, ha expulsado a Yong Li. "Tienes 18 años y todavía tienes que madurar un poco. En la vida, no todo es una broma", le ha dicho y Juan Luis s eha marchado, precisamente, haciendo una de las suyas. "Da igual, las prefiero morenas", le ha soltado a Corina, que ha puesto mala cara.
Y por último, de los 'nerd', ha expulsado a Carlos. Sus declaraciones durante la falsa sesión psicológica sobre su estima por la oscuridad le han jugado una mala pasada.