Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

True Blood (Sangre fresca)

Romanticismo, suspense y misterio a partes iguales
Con "True Blood (Sangre fresca)", Cuatro se sumerge de lleno en un mundo paralelo donde vampiros y humanos conviven sin aparentes problemas gracias a sangre sintética, que los no muertos pueden adquirir en cualquier establecimiento como si de un refresco se tratara. A pesar de ello "el mundo que intentamos crear está muy estratificado", apunta su creador Allan Ball:
Por un lado están los vampiros, que son jóvenes, atractivos, traidores, adictos al sexo, decadentes y enigmáticos.
Por otro, los humanos, cuya opinión está dividida entre quienes les odian y quienes se sienten atraídos por ellos; incluso algunos sacan partido de la sangre de estos seres, denominada "V", una potente droga que produce sensaciones únicas.
Todo esto sucede en el más profundo sur de Estados Unidos, en un pueblo de Lousiana llamado Bon Temps. A lo largo de doce capítulos, la serie entremezcla el humor, el romanticismo, el misterio y el suspense, hasta dejar al espectador sediento de más.