Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los infectados por el virus salen a la calle con el eclipse de Nueva York

El caos empieza a adueñarse de la ciudad. Las líneas telefónicas fallan, la ciudad se colapsa y los atascos son cada vez más numerosos. Sin que nadie sabe qué ocurre, los infectados por el virus, que no soportan la luz solar, abandonan las cloacas de la ciudad en cuanto se produce el eclipse. Eph, que está detenido por dos agentes del FBI consigue escapar después de que éstos hayan sido atacados por una de estas monstruosas criaturas.