Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iker demuestra ser demasiado dependiente de su madre

Iker ha demostrado ser demasiado dependiente de su madre. La persigue por toda la casa, intenta meterse con ella en el baño e incluso no la deja comer. Cuando no consigue estar junto a su madre, le dan rabietas, algo que desespera a Tamara.