Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel, un niño incapaz de controlar sus violentas rabietas

Miguel no es capaz de controlar su frustración cuando su madre le quita la consola. A sus seis años, Miguel reacciona de forma violenta, pega a su madre y la insulta. "Te rompo la cara", "la madre que te parió" o "vete de mi vista" son algunas de las expresiones que utiliza Miguel. Los gritos y los golpes se han vuelto la tónica habitual en casa de Juani, que pese a todo, se mantiene firme en sus decisiones y no cede ante la actitud de su hijo.