Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizar una familia numerosa

Tener familia numerosa no es tarea fácil. En todo momento alguno de los niños están reclamando atención y no siempre de la manera adecuada. Ese es el gran problema de María José y Paco, que tienen cuatro hijos entre 3 y 11 años. Para Maria José cada día es una lucha en la que ella tiene todas las de perder. Paco su marido no colabora en nada y ella se pasa el día apagando fuegos. Rosa Mari, Beatriz, Francisco y Daniel, son los verdaderos amos de la casa. Todo gira alrededor de ellos, y cuando no es así, el edificio entero tiembla.

Con cuatro niños en casa es muy difícil mantener el orden. Cada niño reclama su espacio y si los padres no son capaces de organizar rutinas y poner normas la casa se convierte en un auténtico caos. Ese es el caso de María José y Paco que son padres de cuatro niños entre once y tres años. Rosa Mari es muy rebelde y contestona, Beatriz es muy cabezona y chillona, Francisco es muy malo y Daniel, el benjamín de la familia, muerde y pega a todo el mundo.
María José y Paco no saben cómo controlar a los cuatro pequeño que se han convertido en los auténticos amos. Ellos marcan el ritmo de la casa. Ante esta situación, Rocío Ramos Paúl' se reúne con los padres y les dice que hay que organizarse. "Vamos a intentar dejar de apagar fuegos y organizar las cosas. El orden de casa ayuda a que se organicen por dentro", les dice 'Supernanny', que advierte a los padres que antes de llegar a ese orden deseado pasarán por una fase de desorden en la que deben mantenerse firmes. "Si nos mantenemos empieza a aparecer el orden", les explica Rocío, que les da una sencillas pautas para hacerse con el control de su casa.
- Para establercer un orden en casa, los padres deben establecer rutinas que cumplir: poner y quitar la mesa, dormir, hacer los deberes cuando toca... Cumpliendo las rutinas, empezando y terminando cada conflicto y cada tarea de uno en uno y no de cuatro en cuatro, se va dando orden, los niños están más tranquilos y los padres también.
- Cuando se termina de hacer algo hay que recoger.  "El orden de fuera hace que todo lo cuidemos mejor. Si las cosas están ordenadas no desordenamos. Si están desordenadas, desordenamos más", 'dice Supernanny'.
- Siempre que se cumple una tarea o una rutina hay que premiar por lo que cuando todo está en orden nos podemos divertir.
- Poner consecuencias
- En el caso de María José y Paco es importante que ambos colaboren y que el padre deje esa actitud poco colaboradora. A la hora de hacer frente  a la educación de cuatro hijos es importante que ambos padres se distribuyan las tareas y colaboren.