Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romina y Esteban son incapaces de controlar a sus hijos

Romina se pasa el día dando gritos pero no consigue que sus dos hijos la obedezcan. En cambio, su marido, Esteban, ha optado por ganarse a los niños con complicidad y comparte con ellos su afición al fútbol y los videojuegos. Mientras Romina se queja de que su marido se comporta como un niño más, él opina que sus métodos son más efectivos. Giovanni, de seis años y Alessandro, de tres, muestran continuamente actitudes desafiantes. Además, su relación entre ellos tampoco es buena y a diario sus juegos acaban en peleas. El primer objetivo de Supernanny será explicar a estos padres a qué se debe la actitud de Giovanni: Esteban deberá abandonar su papel de colega y Romina tendrá que aprender a imponerse sin gritos.