Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enrique consigue que sus hijos estén bañados y cenados cuando llega Pilar

Enrique ya sabe controlar la situación. Ya no se pone nervioso y ha perdido el miedo a estar con ellos solos. Enrique ha aprendido a organizarse y consigue superar las rabietas de sus hijos ignorando su mal comportamiento y consigue que sus hijos estén bañandos y cenados cuando llega Pilar.