Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ni Antonia ni Puri saben controlar las rabietas de Érik

"Necesito ayuda porque a veces, las rabietas de mi hijo me sobrepasan." Puri no sabe como enfrentarse a los enfados de su hijo Érik, de tres años. El pequeño recurre constantemente a los lloros, los berrinches e incluso al manotazo.