Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacer la compra con Érik no es fácil

Ir al supermercado con Érik no es sencillo. Nada más entrar en la tienda, el pequeño quiere llevar el carro, coge las cosas que encuentra a su paso y se tira al suelo para conseguir lo que quiere.