Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Celia y Jesús aprenden a comer solos

La hora de la comida se convierte en muchas casas en una auténtica batalla. La lentitud de muchos niños a la hora de comer desespera a los padres, que optan por dar ellos mismos de comer a sus hijos, que se vuelven cómodos. Ese es el caso de Celia, que a sus cinco años se niega a comer sola. Su hermano Jesús también tiene problemas a la hora de la comida. En su caso, los padres de Jesús le permiten comer lo que quiere por lo que el pequeño se está convirtiendo en un niño selectivo.

Sentarse a la mesa puede convertirse en una lucha con los niños. Los más pequeños de la casa se rebelan a la hora de la comida y platean serios problemas a sus padres: los más pequeños no comen, comen despacio, se niegan a comer solos o son selectivos con la comida. Los problemas con la alimentación desbordan a los padres, que en muchas ocasiones hacen lo que sea para que sus hijos coman.
En casa de Gema y David tiene varios problemas con la comida. Celia se niega a comer sola y el benjamín de la casa es muy selectivo con la comida. Solucionar estos problemas es clave para la convivencia porque adquiriendo un hábito correcto a la hora de comer, los más pequeños ganan autonomía e inician una dinámica más saludable para la relación familiar. "No puedo hacer que mi hijo sea selectivo porque los niños que son tan selectivos con la comida les dicen a sus padres que hagan lo que ellos dicen", les ha dicho Supernanny a Gema y David.
Siguiendo unas sencillas pautas y con la ayuda de 'Supernanny', los hijos de Gema y David adquieren una rutina a la hora de sentarse a la mesa.
- Pedir a los niños que pongan y quiten la mesa les introduce en la rutina de la comida.
- Si queremos que los niños coman solos podemos premiar este comportamiento. Para conseguir que los niños asimilen la nueva dinámica, los padres pueden hacerlo de una forma gráfica colocando una cartulina con las tareas a realizar y unas pegatinas que irán colocando a medida que vayan cumpliendo con sus tareas. "Cuando hagas los deberes ponemos una pegatina y si al final del día has rellenado todas las casillas,mañana tendrás un premio."
- Comer en el tiempo. Es importante no alargar la hora de la comida. Cuando todos han terminado de comer se retiran los platos.
- No atender los comportamientos inadecuados en la mesa
- No hablar de comida sino de otros temas. Dejar que los niños coman tranquilamente sin recordarles constantemente lo que queda en el plato o que tienen que seguir comiendo. Hablando de otros temas conseguimos que la comida pase a un segundo plano.
- Decirles lo bien que lo hacen cuando empiezan a comer solos o comen cosas habitualmente no comen. En caso de Jesús es importante decirle lo mayor que es por dejar de comer en la trona y comer en la mesa.
Otros consejos
Para muchos padres salir a pasear con los más pequeños supone un auténtico suplicio. Con el fin de evitar que los niños salgan corriendo, cuando son lo suficientemente autónomos es recomendable dejar los carros en casa. En el caso de Jesús, Supernanny aconseja a Gema que no se lleve el carro porque es un elemento que la impide controlar al pequeño.