Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julito entiende que no cumplir con sus tareas tiene consecuencias

El mal comportamiento de Julito tiene serias consecuencias. Después de pasar una mañana con su padre, Julito se niega  a colaborar en casa y no quiere hacer su habitación. Tranquilamente, su madre le dice que no hacer sus tareas tendrá consecuencias pero aún así, Julito sigue en sus trece y se marcha de casa. Tras un rato y más tranquilo, Julio vuelve a casa y hace sus tareas pero ya es tarde: ha pasado la hora de la comida.