Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina y Miguel. Una madre soltera sobrepasada por la actitud de su hijo.

Supernanny acude en ayuda de Carolina, una madre soltera que dedica todo el tiempo a su único y exigente hijo de cuatro años, Miguel. Pese a su paciencia, Carolina no sabe cómo hacer para que el pequeño cumpla con unas reglas básicas de convivencia. Carolina se siente desbordada a la hora de controlar a su hijo. Miguel tiene un carácter muy fuerte y descontrolado: le bastan diez minutos sin vigilancia para desmontar toda la casa. Con sus gritos y rabietas consigue siempre salirse con la suya. Su madre ya no sabe qué hacer para que el niño logre comer o ducharse solo.
Supernanny dará pautas a la madre para que consiga fomentar la autonomía de Miguel. Tras unas semanas de trabajo, el pequeño aprenderá lo estimulante que puede resultar aprender a ducharse solo y colaborar en la casa poniendo y recogiendo la mesa.