Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lucrecia, a Crixus: “He retrasado tu muerte para así saborearla”

En su intento por liberar a su amada Naevia, Crixus es apresado y llevado hasta la casa de Batiatus. Allí, Lucrecia le salva la vida con la intención de verle morir luchando en la arena: “Cuando caigas no será como un campeón, sino como un esclavo”.