Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Spartacus, a Crixus: “Una mano vacía se convierte en un puño”

Víctima de una mentira, Crixus llora la muerte de su amada Naevia, pero Spartacus sabe que el galo es fundamental para su rebelión e intenta convencerle de que siga a su lado con palabras cargadas de sabiduría: “Nosotros no elegimos amar, el amor atrapa a cada hombre… Cuántos esclavos siguen encadenados como lo estaba Naevia”.