Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viejas heridas

Tras una reveladora confesión, Espartaco se encuentra entre la espada y la pared. Además, éste sigue hundido por la muerte de su compañero y no puede concentrase en los entrenamientos.
Ante el abatimiento de Spartacus, Crixus ve una mínima esperanza para recuperar la gloria perdida. Y es que Batiatus planea una pelea contra el 'Titán de Pompeya'. Un combate sin cuartel y sin piedad. Espartaco le propone a Batiatus donar todas sus ganancias a la esposa del fallecido Varro.
Por otro lado, Batiatus se toma la justicia por su mano frente a sus enemigos.