Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cata de besos de Serafín surte efecto

El galán 'old school' le explicaba entre caricias y miradas picaronas las reglas del juego de la cata de besos. Paulina ha creído conveniente suspender el beso de la frente, ella quería un poco más de accióncon. Confiesa que con sus besos, provoca sensaciones que marcan a los hombres: “Soy el ciclón Paulina besando”.  Esta vez, es ella la que ha quedado muy satisfecha con los besos de Serafín.