Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intercambio de solteros en la próxima entrega de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'

Ya lo dicen las madres de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”, las mezclas son siempre peligrosas. Sandro, y sus pretendientes, están a punto de descubrirlo después de pasar un día con otro de los solteros del programa y sus bellas acompañantes. La química fluirá en un cross over lleno de risas, diversión y confidencias. A la hora de regresar a casa, quizá la situación haya cambiado para dos de los cinco jóvenes casaderos de Luján Argüelles, pero para descubrirlo habrá que esperar a mañana, 18 de febrero, a las 22:30 h.

Rafa y su hermano, en su afán por ofrecer a las chicas el plan más chic, deciden dar un lujoso paseo en velero, que comenzará torcido debido de nuevo al fuerte carácter de las aspirantes y sus rencillas entre ellas. Calmadas las aguas, los protagonistas más fastuosos del programa irán a Sanlúcar de Barrameda a ver las carreras de caballos en la playa, por supuesto desde un palco VIP. Las pretendientas, vestidas al más puro estilo de Ascot, desentonarán ligeramente en un entorno que no lleva tacones sobre la arena.
Al final del programa, tocará nuevamente eliminar. Unas eliminaciones que no resultarán nada sencillas, ya que son las expulsiones previas al viaje romántico en el que prácticamente se decidirá la suerte de los solteros, madres y candidatas. Algunos tienen clara su decisión pero a otros se les atragantará el momento, y uno de ellos, por primera vez, tomará una decisión por sí mismos: David expulsará a una de las chicas, a pesar de la rotunda oposición de su madre.