Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Celos, dudas y pasión desenfrenada en los románticos destinos de “QQCCMH”

Van a sacar las uñas e irán a por todas. Es la última oportunidad para los finalistas de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”. Los solteros emprenden un romántico viaje con sus dos candidatas finalistas -excepto Roi, que se embarca con tres de sus pretendientes- y con la compañía de sus respectivas madres y de Armando. Nápoles, Budapest, Ibiza, Poitiers y un spa de lujo en Castellón serán los destinos donde surgirán los mayores celos y las dudas, pero también donde se desatará la pasión

Celos en Nápoles, lío en Budapest y fiesta en Ibiza(sin Leti)
Leo y sus finalistas viajan a Nápoles. Esta ciudad será testigo de la lucha feroz entre la eterna favorita, Marta, y la celosa María. En un entorno en el que el argentino se siente como en casa, María saca sus mejores cartas y demuestra que hará todo lo que esté en sus manos para desbancar a su rival. Mientras tanto, Silvia se posicionará a favor de una de ellas, lo que generará mayores conflictos entre todos.
Melania y Houda, las finalistas de Fran, se van a Budapest pese a que a Mari Carmen no le hace gracia ninguna de ellas. Mientras el joven sigue estando hecho un lío, su madre sigue dispuesta a descubrir si las finalistas están verdaderamente interesadas en Fran y no dudará en continuar ahondando en el tema hasta quedarse tranquila.
Por su parte, Roi lleva a tres finalistas a su viaje romántico a Ibiza. Las dudas le acompañan en todo momento pero tiene claro que quiere disfrutar de la noche ibicenca y de la diversión de la isla. Gonzalo, Sergio y Edgar saben que tienen que ir a por todas y uno de ellos protagonizará una lucha de egos con Roi inimaginable. Belén, la madre de Roi, cambiará ahora de estrategia. Si antes le aconsejaba que se abriera más a sus candidatos ahora le pide que pise el freno. En los últimos días le cuesta reconocer a su hijo.
Excursión campestre en Castellón y cambio de estrategia en Poitiers
Alexis, Armando y las dos finalistas disfrutarán de un lujoso spa en Castellón. Alexis quiere alejarse del ruido y el bullicio para compartir un ambiente de recogimiento y relax con Xio y Valeria. Armando, por su parte, continúa con su recurrente conflicto: además de que su hijo no ha elegido a ninguna de sus favoritas, quiere averiguar si las finalistas son simples “cazafortunas”. Para ello, las invitará a pasar un día de campo para ponerlas a prueba.
Por último, Víctor llega a Futuroscope, en Poitiers (Francia), un parque temático con las últimas tecnologías en el que el joven disfrutará como un niño. Pero Andrea y Rebeca han decidido sacar las uñas: si el primer objetivo era Víctor, ahora saben que ganándose a su madre pueden tener grandes posibilidades de ser elegidas. En el tramo final, Víctor acabará llorando. ¿Será de alegría?.