Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indonesia y Tailandia, los lugares del mundo con más desastres naturales

fghtelecinco.es

'Qué hago yo aquí viaja' esta semana a Indonesia y Taiandia en el corazón del cinturón de fuego del Pacífico, la zona del mundo que registra más desastres naturales del planeta.

En Indonesia se concentran el 90% de volcánes del planeta y sufre una media diaria de 3´5 desastres naturales entre erupciones volcánicas, terremotos e inundaciones. En Tailandia conoceremos las secuelas que dejó el tsunami de 2004 que arrasó Phuket y que dejó más de 200.000 víctimas mortales en toda la costa del Océano Índico.
En nuestro viaje por los lugares más castigados por la naturaleza conoceremos cómo los españoles residentes aquí se han adaptado a vivir bajo la amenaza constante de terremotos, erupciones volcánicas e inundaciones.
El ilerdense Edu Simó es un monitor de buceo que lleva 4 años en Phuket, durante el tiempo que lleva aquí ya ha vivido varias alertas de tsunami y ha aprendido muy bien las medidas de seguridad que hay que tomar si la tragedia vuelve a repetirse. "La gente aquí ha querido olvidar lo que pasó y mirar hacia delante porque un desastre natural es algo que no puedes controlar, simplemente tienes que disfrutar de la vida", ha asegurado para 'Qué hago yo aquí'.
Edu nos mostrará los lugares que fueron más castigados por el tsunami y como se han incrementado las medidas de seguridad en la costa. Tambien nos enseñará el Hotel donde se rodó la película 'Lo imposible' y que fue destruido por el tsunami.
José María Sanz es un madrileño que dirige un hotel en Patong Beach, una de las zonas que registró más víctimas durante el tsunami. Jose María vivió la reconstrucción posterior al desastre y ahora vive sin temor a que vuelva a ocurrir de nuevo. "Las imágenes del tsunami están en mi olvido, es como si mi cabeza no quisiera recordarlas", ha relatado para el programa antes de llevarnos a conocer a Karina, una superviviente del tsunami que salvo su vida milagrosamente.
El granadino Carlos Melgares lleva 14 años en Indonesia, ha encontrado su hogar en Yakarta, la ciudad más poblada de la isla más poblada del mundo y uno de lo lugares donde los problemas de superpoblación se hacen más evidentes. Sus más de 20 millones de habitantes sufren la alta contaminación, el caos circulatorio y las frecuentes inundaciones que hacen que Yakarta sea una de las peores ciudades del mundo para vivir.
Indonesia es el país con más volcanes del mundo. Tiene más de 400, de ellos 129 están en activo. El zaragozano Diego Zapatero lleva 3 años en Indonesia y como fotógrafo ha sido testigo con su cámara de las continuas erupciones volcánicas del país.
Conoceremos con Diego uno de los lugares más extremos del planeta, la mina de azufre del volcán Ijen. Descenderemos al cráter y sufriremos con él la alta toxicidad de los gases que emanan del interior del volcán. Veremos el trabajo sobrehumano de los mineros en el que es considerado el trabajo más duro del planeta.
Diego vivió el momento más duro como fotógrafo en la erupción del volcán Merapi, la más violenta de los últimos años en Indonesia, el joven fotógrafo ascendió hasta las zonas más peligrosas: "El cielo estaba completamente cubierto por cenizas y el vocán delante echando humo”, “Era una sensación de ir al peligro".
Paloma Cascales es una madrileña que lleva 26 años en Indonesia. Construyó su hogar en las faldas del volcán más peligroso de Indonesia y ha aprendido a vivir bajo su amenazante presencia: "Me desperté una noche y olía un montón a azufre, me asome a la ventana y vi una llama de fuego que salía del volcán".
En el sótano de su hogar, Paloma y su marido construyeron un refugio para protegerse de las erupciones y las nubes tóxicas del volcán que tienen frente a su casa: "Esto es como un bunker, aquí podemos estar tranquilos si hay una erupción".