Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 80 Km de Rosario hasta Alcaraz

Cada vez que viaja para ver a su hijo a Rosario se le hace un nudo en la garganta. “Hoy salgo mal porque le he visto de bajón”, dice Rosario. Durante el trayecto hasta la cárcel de Albacete y al regresar, Rosario se emociona hablando de su hijo: “Ya apenas cocino desde que él no está en casa”.