Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía utiliza un revólver de descargas para inmovilizar a un sospechoso

La policía de Filadelfia recibe la alerta de un hombre bajo los efectos del PCP que puede ir armado y se comporta de forma extraña. Para reducirle tienen que aplicarle numerosas descargas de 50.000 voltios que parecen no afectar al hombre.