Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familia Berhanyer, de Marbella a Etiopía

La Familia Berhanyercuatro.com

Los Bernhayer, familia dinerada de Marbella, llevan con orgullo el apellido del reconocido diseñador de moda Elio Berhanyer. Juan Carlos, el cabeza de familia, viaja con su pareja Marie. Completan la expedición el hijo y la novia de éste.

Los Berhanyer son una familia muy particular. Juan Carlos, hijo del famoso diseñador cordobés Elio Berhanyer, es un hombre carismático y aventurero que adora los caballos y trabaja como marchante de arte. Lleva un año de relación con su preciosa novia Marie, una organizadora de eventos VIP de origen francés 24 años más joven que él y con una fortísima personalidad.  Viven en Marbella y acostumbran a codearse con lo más chic del lugar, pero no les asusta dejar atrás el lujo y abundancia para conocer una cultura completamente opuesta a la suya. Le acompañan en la aventura el hijo de Juan, Elio, y su dulce novia Liz. Los Berhanyer aseguran no tener apenas roces entre ellos pero lo cierto es que nunca han convivido 24 horas juntos, y aunque afrontan este reto completamente unidos desconocen cómo reaccionarán ante los nuevos desafíos.
Para los Berhanyer, Perdidos en la tribu es la mejor oportunidad de conocer algo completamente nuevo y de poner a prueba su capacidad para dejar atrás un mundo radicalmente distinto al que va a descubrir. Sin embargo la convivencia no será sencilla: el fuerte carácter de la francesa promete hacer de ésta una experiencia muy especial. ¿Conseguirán pasar los Berhanyer del lujo habitual en el que viven a la ausencia total de comodidades? ¿La arrolladora personalidad de Marie hará más difícil la aventura? ¿Podrá la tribu sobrellevar a un clan tan peculiar?

JUAN CARLOS. Marchante de arte

Exclusivo, aventurero y tremendamente carismático, Juan Carlos vive su apellido con calma y sin darle demasiada importancia. Completamente enamorado de su novia Marie, de la que admira su juventud y vitalidad y con la que vive desde hace un año y medio, Juan Carlos es exigente, estricto con todo lo que se propone y algo orgulloso. Se considera un gran comunicador y tras su atenta y amable forma de comportarse, esconde un fuerte carácter.

MARIE. Organizadora de eventos VIP

Para carácter fuerte el de Marie. A sus 34 años, Marie es una impulsiva francesa con mucha personalidad que tiene muy claro lo que quiere en la vida y que se ha enamorado de un hombre, Juan Carlos, del que le gusta todo. Con un temperamento arrollador, Marie es una mujer muy especial, ese tipo de personas que desde un primer momento provocan amor u odio. Imposible quedar indiferente ante ella. Más natural que nadie, para Marie Perdidos en la tribu es la oportunidad de abandonar su vida de lujo y comodidades, y demostrarse a sí misma hasta dónde puede llegar en un reto como éste.

ELIO. Técnico musical

Aventurero y curioso, Elio es el hijo de Juan Carlos, un joven inquieto, con aspiraciones, al que le gusta hacer cosas muy diferentes. Aunque le cuesta admitirlo, Elio tiene grandes dotes de liderazgo e incluso, sin provocarlo, consigue que en todo momento su entorno tenga muy en cuenta su opinión. Le gustan las mujeres femeninas y elegantes y se siente afortunado por poder vivir una aventura como Perdidos en la tribu con la mujer de la que está enamorado, su novia Liz.

LIZ. Estudiante de odontología

Pese a su aspecto dulce y frágil, Liz, la novia de Elio, es una mujer con una gran personalidad. Celosa y algo orgullosa, cuando Liz se enfada no suele resultarle sencillo ser la primera en pedir perdón. Liz aspira a conseguir un gran reconocimiento profesional y por eso es exigente con ella y con los que le rodean en todos los aspectos de su vida. Está muy enamorada de Elio y sabe que su paso por la tribu conseguirá reforzar todavía más los lazos que les unen.