Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Shiwiar tienen miedo a los bogavantes

Los Shiwiar nunca habían visto una langosta, ni un bogavante, ni un centollo. Marisol ha llevado a sus invitadas a cocinar la típica comida de Navidad y, en cuanto han visto a los ‘bichos’, se han pegado un susto de muerte. “Hay que tener mucha hambre para comerse algo así”, han comentado aunque, una vez muerto y cocinado, el marisco les ha parecido una auténtica delicia. Sorprendentemente, y fieles a sus costumbres, no más que sus “sabrosos gusanos”.