Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel y Engracia en tela de juicio

¿Mucha risa y poca comida?
¿Quién se iba a imaginar que una puja iba a hacer saltar la liebre? Rieles a cambio de una caja sorpresa que cambiaría el rumbo de la carrera. Éste era el trueque que Raquel Sánchez Silva planteó a los concursantes. Marta y Manolo fueron los que se hicieron con el codiciado y polémico privilegio. Ser los guardianes del tiempo les costó 50.100 rieles. Una puja que se convirtió en su recta final en un mano a mano con los manchegos. ¿Dinero para pujar si y para comprar alimentos para compartir en el campamento no? Este es el debate que se planteó y que dividió a los concursantes en dos bandos. ¿Este toque de atención hará cambiar a Manuel y Engracia? ¿Crees que han actuado mal? ¿Aportarán además d ehumor comida al campamento? Parece que al menos las críticas han tocado sus corazoncitos...