Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las rubias ganan 'porque son rubias'

Las murcianas consiguen imponerse en la clasificación y ahora sus compañeros al verlas fuertes comienzan a criticar: “ganan porque son rubias”.

Ser rubia en occidente es igual a chica fácil e impresionable. El cine ayuda a esa idea, pero en la moraleja reside la verdad: no te fíes de una rubia, son mucho más que un simple color de pelo.
En su vídeo de presentación las murcianas afirmaban que la aventura no está reñida con el glamour, y vaya si lo han demostrado. Si en la primera etapa a punto estuvieron de llegar primeras, en la segunda han conseguido conquistar dos de los cuatro territorios claves y retrasar a sus compañeros, ganar la inmunidad, llegar primeras a 3 puntos de carrera y conseguir la victoria en el último tramo, llevándose el amuleto.
Con los primeros triunfos es de norma que aparezcan las primeras críticas. El secreto del éxito en este caso parece no ser la inteligencia o el saber inglés, es ser rubia. Paran a los coches con una suerte que ni ellas a veces se creen, y sus compañeros no se cortan en asegurar que es porque llaman la atención.
Su color de pelo parece ser un handicap para sus compañeros, condiciona que desde un principio las vieran débiles, y no terminan de creer que consigan transporte tan rápido sin hacer trampa. Saber inglés y tener desparpajo no parecen ser motivos suficientes cuando se trata de buscar culpables al fracaso propio. Pedro tras la expulsión lo tenía claro: “han ganado porque son rubias”.
Lo cierto es que  ‘las rubias’ han sabido aprovechar el filón de haberlas infravalorado, quizás su estrategia fuera precisamente esa, dar una imagen equivocada. Por eso puede que hasta David y Cuqui les regalaran la inmunidad: ¿las eligieron para el juego por creerlas débiles?.
Ellas por su parte saben lo que hacen y cómo lo hacen. Han sabido recompensar a sus aliados y castigar a los que en la primera etapa les arrebataron el amuleto: Jota y Freire son gracias a ellas los más perjudicados en la carrera. Si la venganza se sirve fría, que Sara y María se vayan preparando.