Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chinto y Pablo no consiguen el pasaporte para Sudáfrica

Los hermanos gallegos tienen que abandonar ‘Pekín Express’ al perder la última carrera contra Mar y Vanesa.

En esta décima etapa las cinco parejas luchan por los cuatro pares de pasaportes que les permitirá alcanzar el último país de la ruta: Sudáfrica. En esta nueva etapa no había ni amuletos, ni pegatinas rojas, ni sobres negros… los concursantes peleaban únicamente por los pasaportes
Lo primero que tenían que hacer los aventureros era rescatar a sus compañeros que se encontraban en la cámara de los esclavos, un enclave histórico donde los traficantes de seres humanos ocultaban a sus presas aún en la época en la que se ya se había abolido la esclavitud. Una vez reunidas las parejas los aventureros tendrían que encontrar a Jesús Vázquez. La primera pareja en llegar conseguiría los primeros pasaportes.
Primer tramo muy tenso en el que Inés y Pedro protagonizarán el enfrentamiento más duro hasta la fecha. Comenzarán discutiendo por la competición y acabarán planteándose la continuidad de su noviazgo. Pedro fue el primero en llegar a la cámara de los esclavos pero Inés todavía no había abierto sus candados lo que desesperó al valenciano. Con todo, llegó Freire y liberó a Jota. La pareja de desconocidos se convertía en la primera que conseguía los pasaportes para Sudáfrica.
Las cuatro parejas restantes tendrían que continuar la Gymkhana en Zanzíbar. Ahora tocaba recorrer 56 kilómetros hasta la playa de Numgwi. Las dos primeras parejas en llegar competirían entre ellas para conseguir el segundo par de pasaportes. Los más rápidos fueron Inés y Pedro y Mar y Vanesa. Para conseguir el visado tendrían que remar en una canoa hasta el barco donde se encontraban Jota y Freire. Una carrera muy dura que apunto está de acabar de nuevo con los nervios de la pareja de novios. Pese a todo, Inés y Pedro consiguen los siguientes pasaportes. Ellos junto a la pareja de desconocidos pasarían una noche de lujo con masaje incluido.
Sólo quedaban dos pares de pasaportes. En esta nueva jornada los aventureros tendrían que recorrer 54 kilómetros hasta la granja de las especias de Kizimbani. Allí los aventureros tendrían que buscar las plantas correspondientes a cada especia. Una vez conseguido el objetivo obtendrían la dirección del tercer par de pasaportes. David y Cuqui fueron los primeros de completar el reto, muy seguidos de Chinto y Pablo (Las hermanas habían dado por perdido este juego). Al llegar a la playa tendrían que encontrar buceando el pasaporte. Antes de que los hermanos gallegos se echasen al agua Cuqui ya había conseguido el tercer par de pasaportes.
Sólo quedaba un pasaporte, una prueba que decidía la última pareja que viajaría a Sudáfrica. Chinto y Pablo y Mar y Vanesa, una de las dos abandonaría la aventura. Los concursantes recorrerían 60 kilómetros para ‘llamar a la puerta’ que les diera la dirección de Jesús Vázquez, portador del último par de pasaportes. Tras un último tramo muy igualado, las hermanas deportistas, Mar y Vanesa, se hacían con la última plaza para viajar a Sudáfrica. Chinto y Pablo decían adiós para siempre a la aventura.