Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estrella: He sido una aventurera de Pekin Expres aunque haya sido por muy poco tiempo. Me llevo el cariño de mucha gente a la que siempre recordaré y llevare en mi corazón.

¡No te pierdas el cuestionario de Estrella! Así vivió la andaluza su primera y última etapa en Pekín Express
¿Qué os llevó a presentaros a Pekín Express?
La aventura, lo desconocido, conocer países, gentes, vivir emociones...
¿Os preparasteis especialmente para vivir una aventura como esta?
No mucho la verdad, fui algunos días al gimnasio, intenté recordar algo de inglés (pero vamos.. cortita la cosa) aunque te prepares mucho luego es todo tan emocionante que flipas y se te olvida todo......
¿Qué objetivo os marcasteis antes de comenzar?
Disfrutarlo al máximo, intentar vivir cada segundo, aguatarnos sin perder los papeles (aunque no nos dio tiempo de perderlos...
¿El momento más difícil?
Sentí desesperación, perdí los papeles cuando en la estación de autobuses nos dejan subir, nos volvían a bajar... Perdíamos el tiempo por momentos... ahí comencé a sentir que llegaríamos los últimos.
¿Algo que nunca olvidareis?
El haber sido aventureros de Pekin Expres aunque haya sido poco tiempo...
¿Repetiríais una experiencia como esta?
Con los ojitos cerrados.. aunque flaqueé.. deseé irme pero hubiera seguido luchando hasta el final.
¿Lo más duro de un viaje en estas condiciones?
El no saber a donde va uno, sentirte perdido constantemente, el no entenderte con la gente...
¿La comida más desagradable?
En la primera casa donde nos alojamos, nos dieron arroz, sopas con unas hojas, pollo... pero ellos lo mezclaban todo en la sopa y me echaron como una especie de aceituna gorda que cuando la mastiqué me entró una fatiguita que casi lo echo todo.... Pero al ver mi reacción me quitaron el cuenco y me pasaron uno solo con arroz...
¿El peor alojamiento?
Hombre han sido pocos, pero el segundo fue malo.. Dormir en el suelo pelao.. en frente de una carretera (bueno autovía) donde los camiones pasaban a una velocidad alucinante como si nos fueran a pasar por encima.. Nos cerraron la cancela y yo tuve ganas de hacer pis por la noche y os podéis imaginar como me las apañé....
¿Un país?
Sólo he estado en Vietnam pero me hubiera encantado llegar por lo menos a Thailandia... Es un sueño el poder ir algún día... Cuando supe que tendríamos que llegar allí me emocioné sólo de pensarlo.. pero no pudo ser
¿Os planteasteis en algún momento abandonar la carrera?
Yo sí.... Por el día sólo pensaba en la carrera.. Era como una máquina pero por la noche me entraba ese agobio que me hacía perder un poco el norte. Sé que forma parte de la aventura e imagino que casi todos mis compañeros lo desearon también en algún momento... La primera etapa es muy dura... Habituarte al lugar, a la carrera, a todo.. pero imagino que luego te amoldas y todo empieza a ir mejor.. Pero no me dio tiempo a vivir ese cambio.
¿Teníais algún favorito para la victoria?
Sí. Veíamos como más fuertes, preparados en idiomas a Javier y David. Pero Pekín Express es tan mágico que no puedes fiarte de las aparentes fuerzas físicas de otra pareja, de lo preparado que estén en idioma... El factor suerte es importantísimo.
¿Con qué pareja no tendréis relación?
Relación no he tenido con ninguna, no nos dió tiempo.
La mejor pareja y por qué
Para mi Sandra y Belinda. Hubo entre nosotros como una corriente de electricidad que aún sin hablarnos yo me sentía bien con ellas. Mi despedida del programa fue dura cuando me despedí, deseé entonces que no pasaran hambre, que fueran fuertes... Que ojalá puedieran llegar a la final y ser unas de las parejas finalistas.
¿Una anécdota del campamento?
Solo viví una, cuando nos expulsaron y verlos a todos allí me dió envidia... El poder compartir los momentos buenos y malos que te pasan durante la carrera, estar con mas gente y hablar, reír.. no sé.. Una parte de mi pensaba.... "Ahí os quedáis colegas.Me voy a comer calentito y una camita que quite el sentío..." Pero por otro lado,me daba envidia que ellos siguieran y nosotros ya no.
¿Alguna vez pensasteis en ganar el programa?
Si, por supuesto. Íbamos a por todas.¿Por qué no?
¿Veis justa vuestra eliminación?
No puedo pensar eso. Cada pareja que entra en Pekín Expres es merecedora de ganarlo al mismo tiempo que perderlo... Es una carrera y debe haber un primero y un último. Es así y punto.
¿Imagináis haber vivido Pekín Express con otra pareja?
Hubiera sido una experiencia ver a David sin mí o yo sin él.. Un reto más. Pero claro, a ver con qué pareja nos hubieran puesto????
Algo que os gustaría contar...
Que me siento orgullosa de David, que me apoyó como siempre porque pensé que sería yo la que le daría ánimos a él, que estaba pendiente de mi en cada momento, que viví la aventura lo mejor que pude, he sido una aventurera de Pekin Expres aunque haya sido por muy poco tiempo, que me llevo el cariño de mucha gente a la que siempre recordaré y llevaré en mi corazón. Que ha sido una experiencia única en nuestra vidas, que no negaré que quise abandonar, que flaqueé, no me avergüenzo de ello, todo lo contrario y que gracias de nuevo por permitirnos formar parte de LA RUTA DEL DRAGÓN.