Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Se cree mujer, pero todavía es una niña"

El acontecimiento más importante en la vida de una mujer gitana es la celebración de su boda. Un momento que las jóvenes calés planifican durante años. A sus 15, Jessica se prepara junto a su familia para celebrar su boda. "Dejaré de ser una niña para ser una mujer gitana porque voy a ser una mujer casada. Soy muy joven para casarme pero a los 20 o 22 ya cuesta mucho casarse porque te llaman solterona", cuenta Jessica. "Ella ya se cree una mujer pero todavía es una niña", reflexiona su madre que cuenta que su hija está educada como una mujer gitana.